:: Institucional
  CIPES
:: Publicaciones
Libro: Brechas de aprendizaje en Uruguay < Publicaciones

Presentación Prologo Introducción Contratapa
PROLOGO

Brechas y mapas para la recuperación
de la enseñanza uruguaya.

1.- Siempre he pensado que no hay prismas más adecuados para calibrar los grados de injusticia y hasta de canallada social en el seno de una comunidad de equidad o inequidad. Lamentablemente, lo ocurrido en los últimos tiempos en muchas partes del mundo, especialmente en América latina y también en nuestro país, no hace sino abonar aún más esa convicción, pero desde su versión negativa. Los números y las cifras estadísticas se agolpan frías y poco dicen de los millones de rostros de niños y jóvenes que desde sus primeros años y , a veces desde el propio vientre de sus madres, "comienzan a perder", a ver hipotecadas sus capacidades futuras de desarrollo psico-motriz, intelectual y emocional.

En nuestro país, desde una de sus más ricas tradiciones, la enseñanza (pública o privada) durante mucho tiempo fue sinónimo de integración social, de difusión de valores y códigos de civismo, de basamento sólido para construir una sociedad más justa e igualitaria. Aunque tampoco debe idealizarse aquel pasado, que también tenía sus fallas (uniformidad, estatismo, laicismo "negativo" en el sentido de las denuncias de comienzos de siglo advertidas con sensatez por Rodó, escasa intersección entre el sistema educativo y el modelo de desarrollo, el recuerdo de sus muchos círculos virtuosos, en especial en lo que hacen al valor y a la eficacia de la enseñanza como instrumento de integración social, lo hace configurarse como un espejo exigente para el compromiso más actual. No se trata de invocarlo para alimentar la enfermedad conservadora de la nostalgia del "paraíso perdido" o , peor aun, para convocar una vez más al camino perimido de la restauración. Por el contrario, se trata de utilizar aquel pasado como raíz, como catapulta y acicate para enfrentar los desafíos del hoy mas acuciante, que reúne algunos perfiles quizás inéditos en la historia del país.
Por suerte Uruguay, pese a sus desventuras recientes, no ha perdido la presencia y el compromiso tozudos de personas como Jorge Scuro y todo su valioso equipo del Centro de Investigación y Promoción Educativa y Social (CIPES) y del Colegio Jesús María. Ellos sintetizan, a mi juicio, los atributos indispensables para enfrentar los retos de la actualidad: compromiso y fe a toda prueba por la enseñanza (de todos pero en especial de los más necesitados) y rigor y capacidad científicas para sustentar propuestas creíbles y viables, que no se queden en el voluntarismo. Esta nueva investigación que prologamos y que tiene también el mérito de aparecer en esta coyuntura abierta a la innovación y a reforzar la responsabilidad de todos los actores en la gestión social, constituye una prueba fehaciente de ello.
2.- El trabajo de investigación bajo el título "Brechas de aprendizaje en Uruguay en Carrasco Norte", realizado en el marco de las actividades del ya citado CIPES, tiene como objeto un estudio integral acerca del llamado "fracaso" de los fenómenos de repetición del primer año escolar. Para ello, se considera un cúmulo amplio de variables: las potencialidades de los niños en contextos socioculturales críticos, las relaciones a menudo conflictivas entre lo que se "enseña" y lo que se "aprende", las pautas didácticas y pedagógicas así como los estilos de enseñanza practicados, las difíciles relaciones entre familia y escuela, entre otras. El estudio se focaliza en el caso de la escuela 175 (del que se hace una descripción precisa respecto a su contexto más inmediato), al tiempo que se utiliza como "ente testigo" al Colegio católico Jesús María.
Para dar una respuesta consistente a un objetivo tan pertinente como exigente y ambicioso, el equipo de investigadores utiliza una metodología rigurosa y que denota un arduo trabajo colectivo: encuadres teórico-institucionales y didáctico-pedagógicos; evaluación crítica y abierta acerca del concepto mismo de "fracaso escolar", a menudo utilizado con criterios superficiales y discutibles; el desarrollo de un amplio trabajo de campo que incluye actividades como encuestas, cuestionarios, visita a los hogares, exploración diagnóstica a nivel de Lengua y Matemática; procesamiento de datos e interpretación de los mismos en términos propositivos y en correspondencia con todos los requerimientos de un proceso efectivo de "investigación-acción". Al final se presenta el trámite de discusión de los resultados de la indagatoria y la elaboración de sus conclusiones que abarca: el señalamiento de las principales "ideas fuerza"; la propuesta de líneas de acción; y los logros obtenidos en la aplicación más inmediata de los correctivos sugeridos en función de los impactos esperados.
Con relación a los resultados de la investigación y a la forma de presentarlos, cabe destacar aciertos especialmente significativos que agregan enjundia al trabajo: un marco teórico abierto y flexible, que evita rigidizaciones frecuentes en este tipo de abordajes; una metodología rigurosa y elegida en forma adecuada a los objetivos propuestos; una sabia y nada sencilla combinación, sin asimetrías, en el estudio de los temas propiamente educativos y del impacto de los contextos socio-culturales de la escuela elegida para centrar la investigación; el recurso a una bibliografía adecuada y actualizada; la implementación, sin excesos basistas, de una metodología participativa en los procesos de investigación-acción desplegados; hasta la personalización (más persuasiva que tantas elucubraciones abstractas) en la presentación del texto; entre otros.
Entre los aspectos que tornan más persuasivos los resultados emergentes del proceso de investigación podrían destacarse algunas aperturas teóricas, entre las que quiero resaltar la consideración especifica del llamado "efecto establecimiento" y su impacto en la búsqueda de soluciones. En el marco del uso de esta categoría, tomada de un texto reciente de Jorge Scuro: "Educación y Psicoanálisis. Encrucijada de disciplinas, el dialogo continua", presentado en las Segundas Jornadas de APU celebradas en mayo de 200, se incorpora el estudio de "lo que involucra el juego del inconsciente entre los que enseñan y los que aprenden", al tiempo que se integra también "las interrelaciones con las familias y el barrio, a partir de los cuales el alumno va a recibir estímulos o desestímulos para su HAMBRE de progresar, crear o achatarse y someterse". Desde este tipo de enfoques, no cabe duda que las preguntas y los enfoques se multiplican, beneficiándose la consideración efectiva de algunas complejidades que desde otras observaciones o indagaciones se tornan invisibles o poco relevantes.
3.- En la ultima parte del trabajo, en la que se expone3n las conclusiones de la investigación, las consideraciones vertidas en función del estudio de caso comienzan a proyectarse en un plano mas global, sirviendo como acicate y estimulo para interpela procesos pedagógicos, didácticos y sociales que afecta otros niveles y situaciones presentadas en la actualidad por el sistema educativo en su conjunto. Una reseña de algunas de esas consideraciones, no extrapolables simplificadamente a universos mas vastos y complejos, pero sí disponibles y eficaces estímulos como tópicos de agenda con posibilidad de implicaciones varias, con seguridad puede proyectar la riqueza de este trabajo como una interpelación consistente para considerar otras problemáticas del sector educativo. A continuación anotamos algunas de ellas:
:: la complejidad del fenómeno creciente de la llamada territorialización del poder social, que en pocos años ha transformado el mapa montevideano y nacional, con complejidades y situaciones desafiantes y de fuerte impacto en al educación;
:: la relevancia constatada entre el nivel educativo de la madre y las posibilidades de aprendizaje de los alumnos, lo que configura un desafío particular en una sociedad en la que los "arreglos familiares" se han diversificado fuertemente, pese a la permanencia de un discurso familístico centrado en la defensa férrea de la llamada "familia nuclear";
:: la necesidad de una consideración a fondo y rigurosa del contexto socio-territorial que rodea acada escuela como factor central para definir estrategias de contención del alumnado y hasta de las propuestas de aprendizaje;
:: el imperativo de considerar muy en serio lo que en el trabajo se califica como de "incomprensión a dos puntas" en la comunicación entre docentes y alumnado, con la necesidad de diálogos profundos entre ambos a propósito de códigos y valores no compartidos, sobre los cuales sin embargo es muy importante profundizar e intercambiar con coraje puntos de vista;
:: la problematización de las propuestas homogeneizadoras en las propuestas de enseñanza, abriendo la posibilidad de explorar sin preconceptos ni dogmatismo experiencias alternativas;
:: la reconceptualización del concepto mismo de "fracaso escolar" aplicado al fenómeno de repetición en primer año, a partir de la consideración de temas tan simples y relevantes como nuestra visión del tiempo y de su proyección en los procesos de evaluación del aprendizaje de niños y adolescentes;
:: la trascendencia primera de la "afectividad positiva, el alto nivel de exigencia, el buen capital cultural y el compromiso con la educación" como condiciones indispensables para la superación de estos y otros problemas que presenta nuestro sistema educativo.
4.- No quisiera terminar este prólogo con el señalamiento de una aspiración de raigambre netamente ciudadana. Ya nadie puede dudar de que el país enfrenta una situación de emergencia social, con tendencias regresivas que auguran horizontes especialmente interpelantes. No resulta trivial que, más allá de cambios de gobierno y de coyunturas, enfrentamos una encrucijada histórica de cuya resolución dependerá mucho la vida de las próximas generaciones de uruguayos. Como en otros momentos en la historia del país, le corresponde a la enseñanza y a sus distintos actores un papel fundamental en la tarea de contribuir eficazmente a esa gran tarea nacional. No puedo ni quiero omitir que creo que no faltan argumentos para señalar que el tema educativo en su conjunto y a sus distintos niveles es uno de los que desde hace muchos años se encuentra- por diversas razones- más trabado en Uruguay. Pero como decía el maestro Quijano. "no hay peor pecado que pecar contra la esperanza". A favor de esa máxima, tan sabia y tan vigente en esta coyuntura nacional, para vencer ese escepticismo del que hablábamos, resulta preciso que libros como éste sean leídos con seriedad y rigor, tanto por los actores de la enseñanza como también por los ciudadanos todos, como forma de renovar desde las exigencias del siglo XXI ese compromiso con la educación como instrumento privilegiado para promover la integración, la avidez de conocimiento y el impulso a la innovación que este Uruguay de hoy tanto necesita. Ojalá que así sea.

Gerardo Caetano
febrero 2005

 
Foro de Directores
 

Vargas Guillemette 2268 – Carrasco, Montevideo, Uruguay. – 5982 604.4287 - info@cipes.org